Escándalo vergonzoso: La policía brasileña arrojó gas pimienta a los jugadores de Boca Juniors

Atlético Mineiro con muchísima polémica arbitral teniendo al VAR como protagonista, eliminó a Boca Juniors en la tanda de penaltis en los octavos de final de la Copa Libertadores. Pero no todo terminó tras el silbatazo del central, porque en los vestuarios del estadio se desató una auténtica batalla campal.

Los jugadores xeneizes quisieron increpar al árbitro Esteban Ostojich, pero fueron reprimidos con gases lacrimógenos de la policía brasileña. Volaron gases, vallas, diferentes objetos y todo fue registrado por una cámara.

TE PUEDE INTERESAR: El autógrafo más picante y viral de Ronaldinho